Testimonios

AL MOMENTO DE EXPONERNOS AL SOL
Aug 11 2021 Jhon Hernandez

AL MOMENTO DE EXPONERNOS AL SOL

Tomar el sol de manera excesiva puede ser perjudicial para nuestra piel.

La luz solar es la fuente principal de rayos UV, y cuando estamos expuestos a ella es importante el uso de un protector solar. No es necesario evitarla, puesto que es la fuente más natural para recibir la vitamina D.

La insuficiencia de la vitamina D, puede conllevar a un mayor riesgo de padecer problemas en la piel. Puesto que no son muchos los alimentos que poseen esta vitamina.

Es recomendable que cuando estemos al aire libre, usemos ropa que cubra nuestra piel, esta es de gran ayuda porque nos provee diferentes niveles de protección contra los rayos ultravioleta. La ropa oscura, pantalones largos o camisas de manga larga nos brindan una mayor protección, y la ropa seca nos protege más que la ropa mojada. De igual forma hay que tener presente que cubrirse no bloquea todos los rayos ultravioletas. Si podemos observar la luz a través de la tela los rayos ultravioletas también pueden traspasarla.

Cuando es recomendable tomar sol

Normalmente se recomienda tomar el sol cuando existe una insuficiencia de vitamina D, en investigaciones se ha identificado un aumento de la concentración de previtamina D, cuando las personas están en cortas exposiciones a rayos ultravioletas. Las personas de piel blanca alcanzan los niveles suficientes en un tiempo de 2–8 minutos en primavera-verano en una ciudad como Nueva York. 

En personas de piel más morena, el tiempo necesario de insolación es similar, sólo que no sufren lesiones de piel, pero en los de piel negra la síntesis de previtamina D esta disminuida. En investigaciones de laboratorios, se ha observado que la piel oscura necesita una exposición más prolongada que la piel blanca para sintetizar la misma cantidad de vitamina D.

“Protegerse con pantalla solar puede evitar los daños en la piel y reducir el riesgo de cáncer de piel más adelante”, explicó la Dra. Joyce Teng, directora de dermatología pediátrica en el Lucile Packard Children’s Hospital de Stanford, y profesora asociada de práctica clínica de la Escuela de Medicina de Stanford University. Teng observó que el índice de melanoma en los Estados Unidos ha aumentado durante los últimos 30 años. Este riesgo aumentó especialmente entre los adolescentes durante la última década.


Recomendaciones sobre cómo proteger la piel del sol: 

  • Al aire libre, utilice siempre una pantalla solar de amplio espectro que ofrezca protección contra los dos tipos de rayos ultravioleta perjudiciales, UVA y UVB. 
  • Busque una pantalla solar “resistente al agua” y aplíquela cada 2 o 3 horas si está en una piscina o jugando al aire libre.
  • Incluso en la nieve es necesario usar pantalla solar. Esto es así porque la luz que se refleja en el agua y en la nieve aumenta la cantidad de rayos UV que llegan a la piel.
  • El factor de protección solar (Sun Protection Factor, SPF) es una estimación del grado de protección que tiene la pantalla solar para evitar las quemaduras graves. La pantalla solar con un SPF mayor de 30 ofrece más del 97% de protección, si se aplica correctamente.
  • Hágase un autoexamen todos los meses. Un lunar de rápido crecimiento que cambie de color podría requerir una visita al dermatólogo.

Fuente de Información: www.clinicalkey.es, www.businesswire.com, www.cancer.org

Diehl J.W., and Chiu M.W.: Effects of ambient sunlight and photoprotection on vitamin D status. Dermatol Ther 2010; 23: pp. 48-60

Gilchrest B.A.: Sun exposure and vitamin D sufficiency. Am J Clin Nutr 2008; 88: pp. 570S-577S