Testimonios

RECOMENDACIONES ALIMENTARIAS PARA UN COLON SANO
Aug 24 2021 Jhon Hernandez

RECOMENDACIONES ALIMENTARIAS PARA UN COLON SANO

Cuidar nuestra salud es vital para mantenernos activos y para mantener nuestra calidad y estilo de vida. A continuación les presentamos 8 factores determinantes para mantener un colon libre de enfermedades y por ende una buena salud. 


La enfermedad o pérdida del equilibrio de nuestro organismo es un proceso que se genera a raíz de nuestras propias costumbres que se encuentran arraigadas en nosotros  mismos, debido a nuestra filosofía de vida que ha sido pasada a través del tiempo por nuestros familiares quienes nos enseñan a vivir. Pero lamentablemente, ninguno de ellos recibió educación acerca de cosas tan importantes como la alimentación, la defecación, etc. En otras palabras, nosotros aprendimos a orinar solos; solo nos dijeron que hay que orinar dentro del inodoro más nunca nos enseñaron la técnica correcta para orinar. Aprendimos (o eso creemos) a defecar solos, sin ningún tipo de técnica ya que no fuimos instruidos para esto como lo hacen con las matemáticas, el lenguaje, la física, etc.


Todo lo que hacemos en la vida tiene una técnica correcta para realizarse por eso debemos aprender las “leyes de la naturaleza” para no quebrantarlas y así evitar que nos aqueje la enfermedad.  En otras culturas como en la India, China y Tíbet entre otras, hay compendios que se encargan de explicar cómo funcionan las cosas y dentro de estas,  cómo funcionamos los humanos de manera que las personas pueden elegir entre comenzar la vida conociendo las técnicas o desconociéndolas.


Como estas leyes se aplican a todas las situaciones de la vida en el siguiente artículo nos limitaremos al sistema digestivo, entonces, si lo que quiere es mantener su colon en buen estado entonces tenga en cuenta los siguientes consejos que le harán disfrutar de una vida más alegre y jovial.



  1. Fibra: Existen dos tipos de fibra principalmente: la fibra animal y la fibra vegetal. La fibra animal no causa bolo fecal y por ende no es la mejor alternativa cuando necesita hacer del cuerpo. La fibra de tipo vegetal es proveniente de “todo tipo de vegetales” y es la encargada de crear bolo fecal o heces fecales. Todas las personas debemos consumir fibra vegetal para mantener un colon saludable a través del tiempo evitando así constipación o estreñimiento.

La fibra entonces se encuentra en frutas, verduras, legumbres, hortalizas, granos, algas y nueces la cual se debe consumir asi: fibra de tipo insoluble como el psyllium, salvado, avena, semilllas, espinacas, acelga, brocoli, uvas  y fibras de tipo soluble como uvas, legumbres, manzana, cebada, cítricos, zanahoria, para mejorar el tránsito intestinal sobre todo si tenemos constipación moderada a severa.


  1. Efecto laxante: Existen sustancias en la naturaleza presentes en diferentes alimentos de tipo vegetal que estimulan la defecación produciendo contracciones intestinales mediante procesos totalmente químicos o a través de sustancias naturales dependiendo de la fuente que escojan. En las frutas estas sustancias se llaman antraquinonas o como también se les conoce “Elodin”. La finalidad de estas sustancias en la naturaleza es el correcto funcionamiento del sistema digestivo, recordemos que si los frutos del reino vegetal la contienen es porque es necesaria para el humano. Entonces, vegetales como el sen, el tamarindo, la pitaya  y la cáscara sagrada contienen estas sustancias al igual que el Aloe Vera lo que nos permite facilitar la defecación sin efectos colaterales. 

  1. Nutrición. El colon no sólo absorbe los nutrientes y reingresa el agua al cuerpo, tambien se encarga de decidir cuándo algo no es bueno para el cuerpo y produce un lavado natural llamado diarrea que intenta liberar al organismo de muchas toxinas que de no ser así habrían ido directo al torrente sanguineo o habrían producido una reacción alimentaria (alergia). Si analizamos el colon, nos damos cuenta que él también utiliza oxígeno, vitaminas, minerales y macronutrientes para funcionar,  por eso debemos mantener el colon con una alimentación impecablemente nutritiva ya que esto nos permitirá un mejor funcionamiento a nivel celular. El colon necesita un especial tipo de alimentación asi como el resto del cuerpo y debemos proveerlo si queremos conservar nuestro estado de salud impecable.


  1. Disminuir toxinas/radicales libres:  primero debemos nutrir correctamente  nuestro sistema digestivo, además, debemos entonces eliminar la toxinas y los radicales libres que le hacen imposible al organismo funcionar correctamente. El hígado por ejemplo se encarga de desdoblar todos los tóxicos que entran en el organismo, si este órgano falla se empiezan a acumular toxinas tanto en él mismo como en el resto del cuerpo ya que la sangre viaja contaminada, lo que contribuye al colon irritable y a la dificultad en la absorción de nutrientes en general.

  1. Agua. Este es un tema controversial ya que se podría poner al agua al nivel del resto de la comida que nos alimenta. El agua es el 70% del cuerpo aproximadamente y todos debemos consumir muchos líquidos para que nuestro cuerpo continúe funcionando correctamente. Entonces, todos debemos consumir mucha agua para mantener un colon en constante movimiento evitando así que las heces se acumulen por endurecimiento en las paredes del colon. Se recomienda consumir 1 a 2 litros de agua durante los primeros 45 minutos cuando  despertamos todos los días, esto estimula la defecación al suavizar las heces fecales y hacerlas de fácil movimiento.


  1. Ejercicio. Es de vital importancia para permanecer con un colon en buen estado el deporte como actividad para permitir esto. Al hacer ejercicio de cualquier tipo, el abdomen empieza a expandirse y contraerse (respiración diafragmática) lo que junto con los movimientos al hacer deporte masajean los intestinos suavizando las heces fecales y permitiendo su fácil manejo. Por tal motivo se recomienda practicar un deporte y de ser  posible adicional yoga, meditación, Tai-Chi, Chi-Kung o cualquier disciplina marcial que disfrute.

  1. Paz.  Todos sabemos que al ponernos muy nerviosos nos dan ganas de defecar, algunos hasta entran en Síndrome Diarreico Agudo el cual se mantiene hasta que se logra cambiar los ánimos generales. Consideramos entonces que gozar de vitalidad y tranquilidad son menester para poder gozar de un colon en buen estado. A las personas con mucha depresión, nerviosismo, etc se les invita por favor a  que cambien su filosofía de vida ya que entre más tranquilidad recuperen, mejor funcionan sus órganos internos. Por eso lo invitamos a que comiencen a hacer cambios en su filosofía de vida empezando por “HAKUNA MATATA”(*) que es una forma de ser, ya que es vivir sin complicaciones.

  1. Hidroterapia y Colonterapia. Así como llevamos nuestros vehículos al taller y al    lavado, nuestro colon que es la fosa séptica del cuerpo también necesita limpieza. Hasta el inodoro lo lavamos semanalmente, pero el colon es el gran olvidado en todo esto ya que pocas personas establecen una constante de limpieza para él.  Para eso existen la Colonterapia o hidroterapia que es un proceso mediante el cual se limpia el colon desprendiendo todos los restos de comidas acumuladas que en ocasiones llevan años allí guardados. Este proceso debe ser tan normal como la limpieza del vehículo, los camiones llevándose la basura, la limpieza del inodoro en el hogar, etc. Se recomienda desarrollar este ciclo de limpieza cada 4 a 6 meses y con más razón si hay síntomas de enfermedad digestiva. Si tiene algún tipo de miedo le recomendamos que vaya a un sitio donde sean profesionales de la salud que lo guíen en su búsqueda de la sanidad.

Los invitamos a que pongan en práctica estos consejos y disfruten de una salud constante y duradera. Ánimo que la meta de una excelente salud está esperandolos.


Jaime Bustos Acosta

Medico General Integrativo


Website: drbustos.com

Facebook: @bustosmd

jaimebustosmd@gmail.com

contacto@drbustos.com  



(*) Lengua hablada en el idioma Swajili en el este de Africa (Zanzíbar, Tanzania, Kenia) que quiere decir: no hay problema, todo está bien, no te preocupes.  Esta frase fue popularizada por Walt Disney en la película El Rey Leon en 1994.