Testimonios

La importancia de la buena alimentación durante la primera infancia (0 a 5 años)
Apr 24 2021 Jhon Hernandez

La importancia de la buena alimentación durante la primera infancia (0 a 5 años)

Colaboradora: Lina Rodríguez – Nutricionista.

 

Es fundamental para desarrollar las bases alimentarias del resto de la vida, así como también proteger al niño de futuras enfermedades.

 

¿Qué papel cumple la lactancia materna?

 

La leche materna es un tejido vivo en constante cambio que se adapta a las necesidades nutricionales del niño y además, ayuda a reforzar su sistema inmunológico.

 

 

¿Cuáles son los nutrientes principales en esta etapa?

 

Es importante reforzar alimentos con buenas fuentes de hierro, zinc, vitamina A y  D, los cuales aportan a su desarrollo físico y cognitivo, así como el DHA que es una grasa estructural importante para el cerebro y la estructura de la retina. Una alimentación basada en proporciones equilibradas de todos los grupos de alimentos (carbohidratos, grasas, proteínas, frutas, vegetales y lácteos) garantizan un adecuado crecimiento y desarrollo infantil.

 

 

¿Es motivo de preocupación los períodos de inapetencia de los niños?

 

Es normal que como padres nos preocupemos cuando nuestros hijos no comen lo que esperamos, pero también debemos saber que los niños pasan por periodos de inapetencia, como otros momentos en los que comen mucho; esto se puede considerar normal siempre y cuando el niño siga creciendo adecuadamente. Ningún niño sano se "deja morir de hambre", solamente son periodos de menos apetito.

 

 

¿Qué alimentos no necesitan los niños?

 

Lo que debemos hacer como padres y/o cuidadores es ofrecer siempre alimentos altamente nutritivos, así lo poco que coma será muy provechoso. Y definitivamente lo que no se debe hacer, es ofrecer alimentos con baja calidad nutricional como dulces, paquetes, lácteos o alimentos ricos en azúcar, entre otros, con la excusa que "al menos eso se lo come", porque en realidad no estaríamos ayudando en su proceso. El azúcar, por ejemplo, es un inhibidor del apetito entre otros aspectos negativos.

 

 

 

¿Cómo saber cuál es la porción ideal para los niños?

 

Como nutricionista siempre invito a las familias a practicar la alimentación perceptiva, que se basa en identificar las señales de hambre y saciedad del niño, pues finalmente es el único que sabe cuánto puede y debe comer. Evitar distraer con pantallas, juegos o juguetes en el momento de comer, harán que el niño sea consciente del momento de alimentarse y pueda escuchar su cuerpo.

 

Otras recomendaciones para los padres 

 

Que no se preocupen, que confíen y respeten los ritmos del niño; si bien hemos crecido ante la cultura de dejar "el plato limpio", esto no siempre se puede aplicar, pues ante todo debemos crearle una adecuada relación con los alimentos y dejar buenas bases. Y ante las dudas, consultar con el profesional idóneo que pueda ofrecerles un acompañamiento y pueda valorar al niño como un individuo único, no como un estándar general que debe seguir.